Un robo de película (y un botín de 1.368.619 euros) que hasta hoy se daba por perdido, ya que poco tiempo después las investigaciones sobre este suceso quedaron paradas.

Hace cuatro años, la sede de Citizen Watch en España, ubicada en Gavà, sufrió un robo por parte de un grupo de ladrones expertos en asaltos en establecimientos que vaciaron la sede, llevándose un total de 5.193 relojes valorados en 1.368.619 euros sin dejar ningún tipo de rastro. A primera vista, parecía un robo perfecto pero lo cierto es que la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra han podido resolver este suceso y detener, en Madrid, a cinco de los integrantes de esta banda.

Fue en el 2017 cuando Grupo Duplex se hizo eco de este suceso y ahora, gracias al trabajo de la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra que iniciaron una investigación conjunta para intentar desarticular el grupo, han podido identificar a los ladrones de la sede de Citizen Watch.

Los hechos sucedieron en la madrugada de un lunes del mes de diciembre, cuando la banda de ladrones burló la seguridad de la multinacional japonesa ubicada en Gavà. Utilizaron un sierra radial para abrir un boquete en una puerta metálica y, a continuación, en el momento en el que se activó la alarma instalada, los ladrones fueron capaces de desactivarla en tan poco tiempo que la señal no llegó a los dueño. Tras desactivar la alarma, los ladrones inutilizaron con spray de pintura todas las cámaras de seguridad y, finalmente, consiguieron acceder a la caja de seguridad en la que se encontraban los relojes.

Un robo de película que hasta hoy se daba por perdido, ya que poco tiempo después las investigaciones sobre este suceso quedaron paradas teniendo en cuenta, además, que los ladrones no dejaron ni huellas, ni ningún tipo de pista para la policía. La investigación pudo reanudarse cuatro años después, cuando se produjo en Madrid un robo con fuerza en un establecimiento del centro de la ciudad, en el cual se sustrajeron 45.000 euros en productos de alta gama.

Fue entonces cuando ambos sucesos se pudieron relacionar y, por ello, los cuerpos decidieron preparar un dispositivo de vigilancia permanente durante un fin de semana. De esta manera, se consiguió la total identificación de los integrantes del grupo criminal y su detención.

Abrir el chat