Vencer a este virus en lugar de permitir que él nos venza a nosotros.

Tercer día de esta cuarentena que el COVID-19 nos está haciendo vivir. Ante momentos difíciles para muchos, o más que difíciles, de incertidumbre por saber que pasará en un futuro a corto plazo, un comercial hace llegar un mensaje esperanzador a la redacción de Grupo Duplex. La sorpresa ha venido después, cuando al difundirlo entre amigos y clientes, hemos podido comprobar que la positividad y las ganas de salir de esta situación es el lema de todos nosotros.

Propongo una cosa; cuando terminemos con esto, que terminaremos más pronto que tarde, vayamos a celebrarlo pero, celebrarlo en esos pequeños que hoy cierran aún a riesgo de irse a la ruina. Llevemos a nuestros niños a los parques de bolas infantiles, compremos unos zapatos nuevos, una camisa o un vestido bonito pero no en Amazon, en tu tienda de barrio. Vayámonos y llenemos los restaurantes, terrazas y bares. Tenemos que llenar las calles hoy casi vacías e impedir que a esos autónomos o pequeñas empresas que, aparte de eso, son nuestros vecinos, el Coronavirus les mate el negocio. Y hagamos turismo nacional, hay que dejar el dinero en casa. Entre todos saldremos para adelante. Sigamos dando ejemplo siendo responsables“. Este es el mensaje que un comercial nos hacía llegar, como una llamada a la positividad y a la salvación de nuestra gente. Y así es como amigos y clientes del sector de la joyería y relojería han reaccionado ante esto:

Estoy de acuerdo, ayudémonos todos, solo así saldremos victorioso. Un abrazo!”

¡Cuánta verdad! Voy a difundir tu propuesta tan sensata y cariñosa, por otra parte tan necesario en estos amigos“.

Me parece una gran idea, me uno a ella

Estoy totalmente de acuerdo. Así lo haremos

Con esto, desde Grupo Duplex también nos unimos, con el objetivo de trasladar la misma positividad y un mensaje de tranquilidad, dentro de lo cabe, y de ilusión por recuperar la normalidad en nuestras vidas y trabajos, para seguir adelante, seguir creando, diseñando, produciendo… seguir haciendo nuestro trabajo y vencer a este virus en lugar de permitir que él nos venza a nosotros.