La demanda de lingotes y monedas ‘online’ ha llegado a sextuplicar las cifras del año pasado.

El oro se convirtió en protagonista con el estallido del coronavirus y su valores llegaron a alcanzar un máximo récord después de varios años. Con la situación de crisis que estamos viviendo, el valor de este metal varía cada día pero la sorpresa llega cuando el mundo online, lo que puede marcar la supervivencia para muchas empresas y marcas, tiene mucho que ver con el último valor alcanzado por el oro.

La reclusión de muchos ciudadanos en casa ha levantado una “fiebre del oro” desconocida desde hace tiempo. Así lo cuenta Invertia en el medio digital El Español, afirmando que la demanda de lingotes y monedas ‘online’ ha llegado a sextuplicar las cifras del año pasado.

El claro ejemplo es lo que le ha ocurrido a Degussa, uno de los principales comercializadores europeos de oro físico de inversión que, con respecto al año pasado, han cerrado el mes de marzo con un 150% más su volumen de negocio. Además, a través de su tienda online han incrementando las ventas en un 563%. Es decir, esta plataforma online ha vendido seis veces por encima de lo facturado en marzo de 2019.

Otra prueba de esto es la Joyería Andorrano, uno de los puntos de distribución de oro en España más importantes por volumen y emblemáticos por trayectoria. Un portavoz de esta joyería explica a El Española que “como mínimo las ventas se habrán triplicado en las últimas semanas“; es más, a finales del mes pasado ya tenían todo vendido, incluso piezas que estaban en camino hacia sus cajas fuertes.

El principal motivo se encuentra en la búsqueda de refugio para los ahorros y al cierre de los establecimientos físicos; así como en que el oro se considera, desde hace mucho tiempo, un activo refugio. Los inversores quieren estar activos de la máxima liquidez y, al mismo tiempo, también quieren estar a salvo sobre todo si tenemos en cuanta la situación de la bolsa o los bancos centrales.

Además, un estudio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) afirma que el comercio electrónico ha crecido más de un 23% en el último trimestre solo en España. A esto se suma que el estado de alarma se acaba de prorrogar hasta el próximo 26 de abril… por lo que todo apunta a que las cifras del oro podrían seguir engordando en las próximas semanas.