¿Por qué no se iban a poder hacer rebajas si el aforo en las tiendas está limitado? El Ministerio de Sanidad da su respuesta y contradice la del Ministerio de Comercio

¿Se pueden hacer rebajas o no se pueden hacer rebajas en tiempos de coronavirus? Tras la noticia del Gobierno lanzada a principios de semana, las dudas volvieron a levantarnos un dolor de cabeza. ¿Qué hacemos con todo el stock que no hemos podido vender? ¿Cómo preparamos la campaña de verano, acostumbrados ya a las tan esperadas rebajas de esta época? 

La publicación del BOE del pasado sábado generaba ciertas dudas en cuanto a si las rebajas se restringirían únicamente al canal online, mientras que en el offline, en la tienda física, no se permitiría ningún tipo de descuento. Recordamos que según el BOE “los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones. La restricción no afectará a las ventas en rebaja ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realicen a través de la página web”. Por lo tanto, es tan normal como que la medida no haya sido bien recibida entre los comerciantes, que llevan dos meses con la persiana bajada, como las dudas que esto ha generado entre todos.

Lo cierto es que, más que la duda, desde Grupo Duplex surgía un dato un poco incoherente y es que, el Coronavirus ha cambiado todas nuestras costumbres y prácticas y, desde el inicio de la fase 1, también nuestra forma de acudir a una tienda. Además de la mascarillas, los guantes y todas las medidas de seguridad, para poder visitar cualquier tienda necesitas una cita previa y, una vez que la consigues, debes tener en cuenta el uso limitado de probadores o, en caso de las joyerías, evitar probarse las piezas al no ser que sea 100% necesario y, por otro lado, la limitación de aforo

Estas medidas se implementaron antes de conocer la nueva publicación del BOE en referencia a las rebajas, entonces ¿Por qué no se iban a poder hacer rebajas si el aforo en las tiendas está limitado?. Carece de sentido prohibir rebajas en las tiendas físicas si, gracias a la cita previa y el control de aforo, es imposible que se generen aglomeraciones. Claro que con el descontrol interno gubernamental y la falta de un consenso de opiniones y medidas entre ellos mismos, ¿qué no carece de sentido ahora mismo? Podemos recordar el revuelo que se generó en la petición de la última prorroga del estado de alarma, unos que sí y otros que no… las discusiones que existen entre ellos mismos por quien debe pasar a la fase 1 y quien no, mientras los ciudadanos parecen tener más claro quien puede permitirse eso y quien no. ¿Salir a tomar algo a cualquier hora, pero sólo salir a pasear a una hora en concreto dependiendo de la edad que tengamos?… Y mientras tanto, discretamente, nos cuelan la duda de si podemos hacer rebajas o no, generando un revuelo mediático. Al final, eso de que el futuro está en nuestras manos va a ser más que una manera de expresar cómo debemos afrontar esta situación. 

Pues bien, volviendo al tema y ante este malestar, la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (ACOTEX), ha remitido una consulta al Gobierno sobre este asunto ya que, lo lógico, es que si se puedan realizar rebajas en los comercios “siempre que estos estén en condiciones de adoptar todas las medidas que sean necesarias con el fin de evitar que se produzcan aglomeraciones a consecuencia de dichas rebajas o promociones”. Y el Ministerio de Comercio ha contestado que, lo que se prohíben son las aglomeraciones, no el hecho de que se puedan realizar promociones en los establecimientos físicosTambién ha dado su respuesta el Ministerio de Sanidad en una rueda de prensa celebrada ayer y, aunque se contradice del Ministerio de Comerio, Sanidad reitera la prohibición de rebajas en las tiendas físicas. “Las rebajas no están permitidas”, afirmó contundentemente Salvador Illa.

¿Rebajas en las joyerías?

Lo cierto es que unas rebajas tan fuertes siempre se relacionan directamente con la moda, sobre todo con el fast-fashion, y, en relación con la joyería, pocos son los descuentos ya que es un sector que brilla por su valor. Y aunque la situación puede llevarnos a pequeñas promociones para ayudar tanto a la tienda como al cliente, este asunto nos da dejado otra lección. 

Mientras el mundo se pelea y crea dudas innecesarias o revuelos que se pueden evitar, recalcamos que estamos ante el momento de crear la estrategia perfecta, de pensar en un futuro cercano, real y posible, de no tirar la toalla y aprovechar la situación para demostrar el valor y el sentimiento de nuestro sector. Al mismo tiempo que empresas de fast- fashion abrirán sus puertas con un descuento de más del 50%, nosotros devolveremos la confianza al cliente, mostraremos la transparencia detrás de nuestro trabajo y enseñaremos, incluso a las generaciones más jóvenes, por que existen mil y un motivos para invertir en una joya o en un reloj. 

Y, por último, mientras entre ellos siguen debatiendo como serán las rebajas en las tiendas fisicas, nosotros seguiremos uniendo fuerzas para hacer que ambos caminos se alíen, el físico y el online, para estar más cerca del futuro.