Las flores como expresión de libertad son la mejor combinación para un armario que promete una temporada alegre.

Dicen que mayo es el mes de las flores, y las tendencias de la temporada han proclamado a este motivo como el absoluto protagonista de la primavera. Una invasión botánica da vida a piezas especiales que despiertan un espíritu alegre y que, además, nos vestirán de pies a cabeza. Que mejor momento que el inicio de mayo, y la proximidad a días mejores y más felices, para poner en práctica este estampado. 

Lo cierto es que esta situación tan extraña que seguimos viviendo, ha convertido en deseo las ganas de poder volver a lucir prendas y complementos que se traduzcan en frescura y alegría. La estética romántica con un toque atrevido, los colores que van desde los más dulces hasta lo más fuertes y las flores como expresión de libertad son la mejor combinación para un armario que promete una temporada alegre, donde los “días raros” quedarán, por fin, atrás. Y es que, la primavera y el verano que está por llegar son más un estado de ánimo que una estación, es la felicidad de disfrutar de momentos inolvidables, de vestir prendas y complementos que se alían con el brillo dorado del sol… y, este año, las flores formarán parte de estos momentos. 

En términos florales, las joyas de esta primavera son una explosión de color y, a su vez, un jardín delicado que aporta un brillo especial. Maxi pendientes, pulseras, anillos y colgantes se convierten en siluetas florales.