Una herramienta peligrosa que podría suponer un alimento de las relaciones tóxicas.

¿Un anillo de boda con un rastreo satelital para conocer en tiempo real la ubicación exacta de tu pareja?Parece ser que la firma brasileña Boyfriend Tracker ha visto esta joya como una buena idea, mientras en el resto del mundo esto ha levantado mucha polémica, lo cual no es de extrañar.

El anillo en cuestión funciona con un sistema de posicionamiento global y una aplicación que solo se puede descargar una vez se hayan comprando los anillos. De esta manera, se podrá conocer la ubicación exacta y en tiempo real de la otra persona, incluso también se recibirá una notificación en caso de que la pareja se quite el anillo de su dedo, ya que tienen un sensor técnico conectado a una aplicación que permite un monitoreo completo.

El anillo creará un reporte de las rutas y también enviará una serie de actualizaciones sobre las rutas transitadas por la pareja, así como una copia de los mensajes y archivos recibidos en su teléfono móvil.

La empresa Google cree que esta medida es insegura, ya que puede ser utilizar para otros fines y viola la privacidad de las personas, es por eso que a pesar de su popularidad en Brasil, Google decidió eliminar la app de su tienda en línea.

Según la empresa, la finalidad de lanzar este artilugio es acabar con los posibles problemas que puedan existir en una relación. Además, la empresa sólo vende los anillos de boda con GPS si ambas partes están de acuerdo. Estas alianzas requieren que el uso sea consensuado. Como si esto diera a entender que este anillo es una magnifica idea, cuando lo más relevante es que, además de romper con la privacidad de las personas, puede suponer una herramienta peligrosa ya que podría suponer un alimento de las relaciones tóxicas.